El desarrollo del lenguaje es fundamental en los ejercicios de estimulación temprana. A continuación te decimos cómo puedes reforzar los ejercicios de la guardería en casa.


1. Reproduzcan sonidos de animales o cosas (onomatopeyas), apóyate con fotos para que identifique de qué se trata.

2. Pónganse frente al espejo e imiten gestos faciales (felicidad, tristeza, enojo, asombro) y linguales (trompetillas, subir y bajar la lengua, etc.).

3. Escóndete con algún instrumento u objeto que produzca sonido para que tu hijo te encuentre. Eso llamará su atención y hará que el niño comience a balbucear.

4.Ponle palabras a todas las acciones que realice tu hijo para que vaya asociando acciones con palabras.

5.Elije temas musicales divertidos en los que deba realizar algún movimiento. Canten y bailen juntos.

6.Busca textos con animales o personajes que ya conozca para practique los sonidos de éstos.